¿Cómo puedo colaborar?

¡Hola! ¿Cómo estás?

Ante todo, ¡gracias! Ya que si estás leyendo esto es porque te interesa lo que hago y querés ayudar a que siga -o eso imagino mientras escribo estas palabras-. Te cuento un poco…

Cuando abrí el canal de Telegram sobre Derechos Humanos y Tecnología #DDHHyTecno, en diciembre de 2017, lo hice porque en ese momento necesitaba generar un espacio en el que pudiera compartir la información y las reflexiones que tenía sobre las implicancias de la tecnología en los derechos humanos como son la privacidad, el acceso y la participación en la cultura, la libertad de expresión, los impactos de la Inteligencia Artificial, entre otros. Son temas que me apasionan y que no encontraba en los medios de comunicación (aunque, por suerte, cada día se ve un poco más).

En ese momento elegí Telegram porque el tiempo que tenía disponible era muy escaso y me parecía mejor enviar un mensaje breve sin tener que dedicarme a configurar un sitio, servidor o a escribir algo más elaborado. Como quizás ya sabés, desde agosto de 2020 también escribo el newsletter de DDHH y Tecno.

Con el tiempo, y para mi sorpresa, cada día se fueron sumando más personas que, además, me fueron contactando para preguntarme: «¿Cómo puedo colaborar?». Estos años aprendí eso. Del otro lado hay personas a las que le interesan estos temas y les parece valioso lo que hago.

Por eso, en 2019 publiqué mi propio sitio en el que vuelco todo lo que hago y lo comparto libremente, porque mi mayor interés sigue siendo que la información llegue, que los debates se expandan y que cada vez se sumen más personas. Por eso, también, tengo algunos proyectos que comenzarán a ver la luz en 2020 (y que ya te contaré).

Recibir es mucho más difícil que dar. Y es cierto que, para mí, poder compartir lo que sé y lo que voy aprendiendo me hace feliz. También es cierto que cada tema, texto, video, podcast, información, análisis o reflexión que comparto me lleva tiempo de estudio, investigación y dedicación. Es un trabajo.

Hace muchos años me crucé con esta charla de Amanda Palmer, «El arte de pedir», y siempre me quedó resonando en algún rincón. Hace un año, durante un almuerzo, alguien que me sirvió de inspiración me convenció de que lo que hago tiene valor no sólo para mí. Sin embargo, seguía sin animarme.

Hace unos días, recordé la charla de Amanda y la volví a ver.

«Por el mismo acto de pedir a la gente, me había conectado con ellos, y cuando te conectas con ellos la gente quiere ayudarte»

Amanda Palmer

Supongo que fue el último empujón que necesitaba para lanzarme, extender mi mano y pedir tu apoyo.

Así que si te gusta o te interesa lo que hago, te parece que tiene algún valor y te gustaría colaborar mensualmente con este proyecto para que siga creciendo, podés aportar desde el valor de un café hasta el de la conexión a internet. ¡Todo suma!

Suscripción mensual (tarjeta de crédito o débito)

Si vivís en el exterior y querés colaborar con Derechos Humanos y Tecnología, también podés hacerlo a través de Patreon o PayPal. Y, si sos usuarie del navegador Brave, podés colaborar con BATs a través de la opción de apoyar a los editores y creadores de contenido tanto en mi web, mi perfil de Twitter o mi canal de YouTube.

También podés invitarme un cafécito ☕️

Gracias por leer y por estar del otro lado.

Por vos vale la pena seguir.

Carolina